Animikados · Vela aromática · Rabiosamente Guapos

Hay existencias

9,90  I.V.A. incl

Descripción

Una fresca infusión de hojas de té verde combinada con la vibrante lima. El maridaje perfecto para los amantes de los aromas chispeantes e intensos. Te será fácil descubrir sus notas: lima, limón, eucalipto, mentol y té verde. Impacta y reconforta, ya que la fragancia del ambientador mikado té verde y lima propicia buen ambiente ayudándonos a meditar y aclarar las ideas. Notas de salida: lima, limón, eucaliptus y mentol. Notas de corazón: té verde, Litsea, mandarina y lavanda. Notas de fondo: ámbar. Los Animikados son un regalo perfecto para decirle a alguien lo especial que es y para poner palabras a lo que nos cuesta expresar. Sus fragancias ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo, impulsando valores como la libertad, la alegría, el optimismo, el buen humor, el relax o el entusiasmo por la vida. Y es que los aromas son como las emociones, unas llegan al cerebro y otras van directas al corazón. Las velas aromáticas no son solo para los apagones: hay una para cada momento, para cada rincón, para cada estado de ánimo o para cada necesidad. Ya sean perfumadas o no, están hechas con cera vegetal de origen natural, y gracias a su larga duración, mantienen el aroma hasta el final, consumiéndose uniformemente y perfumando tu estancia incluso cuando están apagadas. Las velas aromáticas son naturales y contienen una gran concentración de perfume y aceites esenciales.

Especificaciones técnicas

  • Aroma: Té verde y lima
  • 0% alcohol
  • Fórmula larga duración
  • Hecho en España
  • 40 h: Más de 40 horas de duración.
  • Dimensiones: Ø 8 x 12,3 cm
  • Peso: 475 g.
  • Ilustraciones de Mónica Carretero.

Modo de empleo

Retira la tapa de madera y coloca la vela en posición vertical, siempre sobre superficies resistentes al calor y recuerda apagarla antes de que se consuma hasta el final. Para que no se derritan tus Velas Aromáticas, evita ponerla encima de estufas y otras superficies calientes. Mantenla alejada de niños, mascotas, cortinas, ventiladores y conductos de aireación, y nunca dejes una vela encendida sin vigilancia. Guarda un espacio de 10 cm. entre velas. Para que se queme de manera uniforme, conserva una mecha de 6 mm. y deja que la cera se enfríe antes de volver a utilizarla. Apaga la vela tras 4 horas de uso ininterrumpido y mantén la cera libre de residuos.

error: El contenido está protegido
0